Si existe un tipo de personaje realmente duro y peligroso dentro de la ciencia ficción, merecedor del calificativo de homicida en potencia, más cercano al espíritu y a la brutalidad vikinga que a la del simple soldado prototípico americano, capaz de matar hasta la muerte y de enfrentarse a ejércitos con superioridades de 1000 a 1, ese sería el Ultramarine de Warhammer 40.000: Hoy es un buen día para morir en nombre del Dios emperador de toda la humanidad. 

 

Graia está siendo invadida por un ejército orko, cuya prioridad ha sido la de destruir las defensas planetarias, sumiendo a los humanos allí presentes en la peor de sus pesadillas y condenándoles a una muerte segura.

 

Pero este mundo es demasiado importante como para dejarlo sucumbir ante esa infecta raza de bestias descerebradas. 

 

El capítulo de los Ultramarines ya está al tanto y el capitán Titus, junto a su pelotón de asalto, será la respuesta ante tamaña amenaza. Cientos de miles contra solo unos pocos... el sueño de cualquier Space Marine en estado puro: ¡Sangre y acero!



Y es entonces cuando presenciamos la fabulosa aproximación aérea de nuestro personaje, abriéndose paso a través de un cielo teñido de rojo y precipitándose como un cometa contra las hordas enemigas.

 

Tras este aterrizaje, el juego nos mete de lleno en materia, mostrándose de inicio como un simple shooter en tercera persona, con la peculiaridad y el añadido de implementar dos sistemas de ataque muy diferenciados: Cuerpo a cuerpo y armas de fuego. 

 

Poco a poco, y tras aprender a utilizar los ataques básicos, empezamos a sentir como esa tendencia inicial hacia los 3PS se diluye, no desapareciendo del todo, pues el control es altamente similar al de Gears of War, por ejemplo, pero acercándonos hacia otro género nada proclive para con este tipo de perspectivas y controles: El Hack & Slash

 

Y es que os lo digo ya mismo y sin rodeos: Si comparáis a WH4KSP en calidad de tiroteos contra el título de Epic Games, sale perdiendo en varios aspectos, pero si le añadimos su vertiente Hack & Slash , la ganancia es extrema, pues posee un estilo de combate más completo.

 

No en vano, hay que tener muy en cuenta quienes son los programadores de este juego: Relic. Y esto es importante, pues con la salvedad de The Outfit, la compañía siempre se ha centrado en recrear títulos de estrategia (es mítico su HomeWorld) y similares, en los que priman las batallas multitudinarias.


Y, precisamente esto, es lo que han hecho con este W40KSP, aunque visto desde una perspectiva en tercera persona y con un control más "arcade" (inclusive cercano por momentos a títulos como los Dinasty warriors).


(También os recuerdo que son los creadores de la fantástica saga RTS Dawn of War, inspirada en este mismo universo). 



En cualquier caso, y ante parecidos tan razonables, existen muchas distinciones. En este juego no hay coberturas, un Ultramarine no se esconde en mitad de la batalla, motivo por el cual, contamos con diferentes tipos de ataque cuerpo a cuerpo, así como con un modo tipo "Berserker" que se rellenará a medida que sesgamos vidas enemigas.


También posee un añadido de lo más atractivo: El Jetpack. Este artilugio, que aparece en determinados momentos del juego, aporta toda una distinción y un cambio radical en su enfoque, haciendo sumamente atractivos los ataques desde el aire, con la genial posibilidad de arremeter a toda velocidad contra los enemigos.

 

Además de con todo lo anterior, contamos con la peculiaridad de poder rellenar la barra de vida arrebatándosela a los enemigos, utilizando un tipo de ataque especial para el caso y dejándolos en estado de conmoción, con el riesgo de permanecer expuestos a los ataques de los rivales mientras tanto.

 

El control del juego es fabuloso, y su jugabilidad, en los modos fácil y normal, bastante llevadera. En cambio, si optamos por jugar en el nivel de dificultad más alto, las batallas se convertirán en algo mucho más cerebral y peligroso, teniendo que medir al milímetro nuestro siguiente golpe, para de esta manera no errar y convertirnos en presa fácil.

 

En pocos juegos he disfrutado tanto con un modo de dificultad alta. Si queréis sentiros de verdad como un Ultramarine, jugarlo de esta forma. El resto de modos son para cobardes y desconocedores del Codex Astartes (Holo-libro que contiene la verdadera doctrina del Marine espacial).



Gráficamente nos encontramos ante un juego muy correcto, que representa a cientos de enemigos a la vez con una calidad bastante alta. Todos ellos sumamente detallados y con unos patrones de animación simplemente fabulosos.

 

Observando por separado a cada elemento del título, se quedaría en un simple aprobado, pero es inevitable destacar las ingentes cantidades de personajes, explosiones, disparos y animaciones que pueden parecer a la vez en pantalla. Teniendo esto en cuenta, no solo cumple, sino que consigue unos resultados maravillosos.

 

Los escenarios son gigantescos, faltos de detalle real, pero genialmente diseñados, acorde a lo que el mundo de WH40K relata, con edificaciones e instalaciones titánicas. Son más llamativos por su imponente diseño que por las técnicas empleadas en su construcción.

 

Los marines espaciales lucen de escándalo, contando también con una fluidez de movimiento altamente conseguida. Amén del espectáculo sanguinolento que nos harán presenciar, con litros y litros de hemoglobina salpicando constantemente la pantalla. El mejor baño de sangre mostrado en mucho tiempo...

 

A nivel de diseño la cosa no podía ser mejor, pues se retrata de forma fiel a cualquiera de los aspectos mostrados, recreando a la que posiblemente sea la mejor representación del universo WH40K.



Absolutamente todo está tratado con un respeto excepcional, desde los típicos detalles de las armaduras y armas de los marines, hasta los escenarios, e inclusive detalles como el vocablo orko o las miles de referencias hacia el universo del juego de mesa original. Apabullante.

 

En torno al sonido, el trabajo realizado es también digno de halagos, encontrando cientos de FX de inusitada potencia y contundencia casi letal. "Todo suena a carne y acero".

 

La BSO elegida para la ocasión aporta un espíritu bastante épico, a juego con la bravuconería de los protagonistas y en consonancia con la magnitud de los escenarios. En conjunto es un apartado excelente. 

 

El juego aporta una duración variable entre las 9 y 12 horas (estás últimas fueron las que necesité en modo difícil para terminarlo), transcurriendo por todo tipo de escenarios, moviéndose entre instalaciones militares y fábricas, naves enemigas, trenes en movimiento y grandes campos de batalla en terrenos abiertos... realmente variado.

 

Un juego memorable, indispensable para los amantes de la afamada franquicia de Games Workshop y altamente recomendado para el resto. Es muy accesible en todos los sentidos, y exigente y sumamente emocionante si decidimos jugarlo en difícil.

 

El único problema del juego es el de no contar con una seña de identidad propia más potente (y hablo de jugabilidad, no de inspiración), ya fuera una detallada destrucción de los escenarios, el control de vehículos, o alguna otra característica que lo hiciera destacar aun más.


Y aunque no sea perfecto, es un juego notable y una sobresaliente adaptación del mundo de Warhammer 40K.



Las diferencias entre las versiones PS3 y 360 son menores, recomendando su compra en la consola de Microsoft, por el simple hecho de poder ser instalado íntegramente en el disco duro, repercutiendo en tiempos de carga menores y en un ciclo de vida mayor para el lector de la consola.

 

En PC es algo más notable, con una resolución netamente superior, una tasa de frames mucho más alta (en consolas son 30fps, yo lo juego en PC a 150fps... en FHD), y con la opción de aplicar filtrados mucho más lejanos. Sin olvidarnos del FSAA, que redondea en un acabado mucho más potente.

 

Para finalizar, quiero despedirme haciendo una aclaración para todo aquel desconocedor de este tremendo universo: Aunque este juego se inspire en su control con Gears of War, es la franquicia de Epic la que bebió inicialmente de este fabuloso mundo, no alcanzando, ni de lejos, la brutalidad y epicidad de sus personajes.


Bastaría con Titus para acabar con todos los Gears... Dicho queda.  

 

-Esto es un auténtico "Call to arms" en toda regla-

VÍDEO

11.11.2016

10.11.2016

Nuevo FrikReview:

-MURAMASA.

08.11.2016

08.10.2016

Nueva reflexión NEO GEO.

-¡EVERDRIVE!

14.09.2016

PC ENGIN GT

-Cambiar pantalla.

-Reparación.

24.08.2016

¡RECOMENDADO!

-Dark Escape 4D.

06.08.2016

¡El nuevo BLOG de METALMAN!

06.08.2016

25.07.2016

¡NO HAY KEDADA 2016!

Leer más

15.05.2016

Nuevo contenido en Potenciar consolas:

-FREE REGION BIOS MEGA CD.

01.05.2016

¡Nuevo TUNING de Bricoman!

-PS3 STAR WARS.

10.04.2016

03.04.2016

28.03.2016

Vale más prevenir que curar. Si no lo has hecho aún, haz una copia de seguridad de tu PS3.

Leer más

12.02.2016

-Nuevos VídeoReviews. 

-SHIENRYU.

-Viewtiful Joe.

-Heart of Darkness.

-Assura's Wrath

07.02.2016

-Nuevo apunte en Reparación.

-Panasonic 3DO.

07.02.2016

¡Metalman se pasa al formato vídeo!

-LAYER SECTION.  

-ASTAL.

-Another World.

-Marvel Vs Capcom.

10.01.2016

Nuevo reportaje de opinión.

¿Y ahora qué? 

03.01.2016

Nueva información en Potenciar Consolas.

-Disco Duro & Bios en Dreamcast.

05.12.2015

Nueva información en reparación.

-Panasonic Q

6.09.2015

2.08.2015

-Nuevo reportaje:

-¡NEO GEO a todo GAS!

29.03.2015

Nueva sección completamente migrada:

Reportajes técnicos.

29.03.2015

Nuevos accesorios comentados:

-MGCD.

-SD Floppy Emulator.

14.03.2015

Nuevo apunte en Potenciar Consolas:

60HZ Turbografx PAL.

-Alfonso Lopez.

Links amigos