Coleccionar y sus daños colaterales

Coleccionar se puede etiquetar de afición. Un hobby que al ir creciendo puede llegar a marcar un estilo de vida, una pasión, un motivo de superación constante o, incluso, una obsesión que seguramente no admitiremos.

 

Evidentemente, hay muchos factores que limitan una colección y uno de primordial es el tema económico. No se puede generalizar la idea de que coleccionar, tenga que ser por fuerza caro, sin embargo, tampoco se puede obviar que cuando te vas metiendo en ello, te vuelves más selecto y, a consecuencia, los precios suben.

 

A continuación, os voy a detallar los principales riesgos de coleccionar videojuegos, desde mi humilde experiencia.


Con este documento no quiero faltar el respeto a nadie. Solo aspiro a servir de guía a los novatos y hacer reflexionar a los avanzados.

 

Empezaremos separando los riesgos en cuatro grupos: dinero, espacio, tiempoy adicción.

 

Antes de nada, comentar que la necesidad de coleccionar videojuegos, nace con las ganas de volver a tener todo aquello que ya tuvimos en su momento o no pudimos alcanzar. No hay estereotipos de coleccionismo en lo que a videojuegos se refiere. Cada cual debe hacerse su propia colección a sentimiento propio.


Las modas o tendencias no son nada buenas como criterio de colección y las catalogadas “joyas” también deben ser valoradas desde un punto de vista muy personal. No podemos dejarnos influir por lo que se pida en determinadas “webs”, ni en lo que digan los supuestos “entendidos”. 

 

Valoraremos desde nuestro criterio si un producto nos convence o no, si el precio es adecuado o no y, por norma general, no nos fiemos de gangas, intentando comprar en sitios de confianza.


¿Qué riesgos hay al comprar gangas?


Pues que a la hora de la verdad no sean tan gangas como parecen... Evidentemente las buenas gangas existen y en parte suman logro al hallazgo, sin embargo, tengamos presente que el coleccionismo de videojuegos está de moda y que los chollos están en peligro de extinción. Debemos evaluar las cosas con muy buen juicio.

 

Por ejemplo: Encuentro en un “rasto” de mi ciudad una AES a 45 euros, está sucia pero funciona y se ve medio bien de carcasa: adelante probemos. Encuentro por Internet una AES en perfectas condiciones por 45 euros: ni de lejos. ¡No te fies!

 

No es que sea ciencia exacta, pero si que nuestro criterio y una pizca de desconfianza deben intentar evitar que nos vendan gato por liebre. 

 

Amigos, he reparado gran multitud de consolas y muchas de ellas prominentes directamente de Japón. Una consola que ha sido exportada como material de segunda mano, para el exportador, no es más que esto: “material de segunda mano”. Cuando abres esta consola, es más que probable encontrar todo tipo de suciedad como puede ser polvo, borroncillo, pelos… Además de puntos de soldadura desoldados o óxido en placa.


No quiero generalizar, sin embargo, os cuento esto (totalmente aplicable a otros productos) para que a un precio muy barato le suméis unos posibles costes adicionales antes de lanzaros a por el producto solamente cegados por su precio.

Un producto de segunda mano, depende de donde lo compremos, pocas veces ha tenido el respeto que se merece y por lo tanto carece de todo cuidado por parte de los vendedores.

 

Ejemplo: Quiero comprar una TV de tubo y estoy entre dos: Una primera en un “cash” por 35 euros o una segunda que me vende una persona de confianza, asegurándome su limpieza interior, exterior y el resoldado del Scart, por 100 euros. ¿Con cuál os quedaríais?

 

Debemos conocer nuestras limitaciones. No todos entendemos igual de electrónica y lo que para algunos puede ser una simple avería, para otros puede ser una avería fatal, por lo que si entendéis más bien poco de electrónica, aún más debéis aumentar la vigilancia.

 

Otro factor que siempre he recalcado, a la hora de hacerse con material para colección, es su estado estético. Si compramos una consola muy barata con rayones, no servirá para exponer y, que sepáis que, tarde o temprano compraréis otra y, por lo tanto, representará un gasto extra. 

 

En fin, no me quiero extender más en esto porque como os he comentado no es ciencia exacta ni todos tenemos el mismo criterio, pero os pido, por favor, que a la hora de comprar extreméis la prudencia.

1er concepto: El dinero

Como he anticipado, coleccionar no tiene porqué ser muy caro, ya que hay multitud de gamas, sin embargo, y esto tenedlo muy presente, con el tiempo siempre os exigiréis más.

 

En el campo de los videojuegos hay terrenos pantanosos en los que es muy tentador meterse, pero complicado avanzar (AES, Arcade…).

 

NEO GEO, a diferencia de otros sistemas tiene un catálogo bastante basto y diferencial en precio. Podemos encontrar juegos de 30 euros y de 3000. Cada uno debe conocer muy bien sus posibilidades económicas y la cantidad de dinero que puede dedicar a la colección ya que, volviendo a NEO GEO, es muy fácil pasar de los 35 a los 100 euros sin darnos cuenta. 

 

Al principio, un argumento utilizado es: “prefiero menos cantidad y mayor calidad”, sin embargo con el tiempo, y acostumbrados a pagar 100 euros por un cartucho, llegar a los 200 no parece tanto y esto es un círculo vicioso que puede llevar muchos problemas.



El único punto de control fiable para esto es hablarlo con alguien que nos sea del todo objetivo. La pareja, amigos, familiares… Esa gente que no está metida en el mundillo no tendrá perjuicios a decirnos la verdad y su criterio será bueno para saber si es o no mucho dinero. Cuando uno quiere una cosa y se “calienta” en ello, muchas veces tiende a distorsionar la realidad y a tener un criterio económico equivocado.

 

Además, hoy en día, gracias en parte a la moda de coleccionar videojuegos, ya no todo es limpio y claro, y junto a producciones clonadas de dudosa calidad (mayoritariamente chinas), reproducciones caseras (conversiones) y demás, puedes pagar 500 euros por un juego y que no sea ni original, con lo cual la compra se tiñe de rabia.

 

Resumiendo: Debemos ser muy cautos con lo que compramos, conociendo nuestros límites y no fijándonos en lo que hacen los demás. Hemos corrido tiempos de derroche en los que parecía que, por ejemplo, coleccionar AES estaba al alcance de todos y esto, compañeros, nunca ha sido así.

 

NOTA: me he basado básicamente en NEO GEO porque es uno de los extremos, sin embargo, en todos los sistemas hay juegos que pueden llegar a valer mucho dinero. 

 

Pensad en el dinero que os habéis gastado hasta la fecha en productos que ni habéis usado…

2º concepto: El espacio


Mucho cuidado con esto porque es un factor con el que no se suele pensar a la hora de adquirir material y realmente es importante.

 

Por suerte o por desgracia la mayoría vivimos en viviendas reducidas y no podemos albergar todo lo que queremos. Hay básicamente dos tipos de coleccionistas: los hay que puramente valoran el juego o la consola (yo me considero uno de ellos) y otros, más puristas, que valoran todo lo que rodea el producto: embalajes originales, corchos, folletos…


Todos corremos el riesgo de la falta de espacio, sin embargo, obviamente, los segundos son los que lo acosarán más.

 

Las cajas de las consolas (destinadas a su protección durante el transporte) son grandes y aparatosas. No es lo mismo tener solo una consola que tenerla en su caja, ya que a la hora de guardarlas ocupan mucho más espacio. Lo mismo pasa con los juegos, aunque a otro nivel.

 

Las ediciones coleccionista de algunos juegos son auténticas obras de arte, sin embargo, tres o cuatro ya te saturan una habitación y para tenerlos guardados en un armario, puede que no justifique su adquisición...


Yo mismo tengo 4 mandos de esos “Edición Street Fighter” que salieron para Ps2 y no puedo exponerlos por falta de espacio (muchas veces me he preguntado si merecía la pena tenerlos) y cada vez veo más clara la respuesta.



Muchos usuarios optan por doblar las cajas de las consolas y guardarlas en un armario plegadas. Puede ser buena opción (y una solución válida), pero estamos en las mismas: ¿vale la pena tenerlas para que estén así?

 

Evidentemente, quiero dejar muy claro que no quiero influir negativamente en nadie y que así como hay millones de personas, hay millones de maneras de coleccionar (y todas válidas), no obstante, solo os quiero recalcar que a la hora de adquirir material penséis en el espacio del que disponéis y que no os quedéis con material que no os llame mucho la atención con el solo pretexto de coleccionar, porque con el tiempo, todo este material os puede molestar.


Igualmente, recalcar lo mismo con los accesorios (volantes y demás): este material no se suele tener expuesto y ocupa muchísimo lugar.

 

El idílico pretexto de todo coleccionista es esperar el día en que todo lo que uno posee se pueda exponer, sin embargo, la realidad es aplastante y como mucho, dependiendo de muchos factores, podremos disponer de una habitación o garaje para meter todo y, en la mayoría de colecciones, tampoco son suficientes. 

 

Pensad en si todo el material que tenéis sobre videojuegos os cabría en una habitación de medidas normalitas…

3er concepto: El tiempo


Con “Tiempo” me refiero a tiempo de disfrutar la colección. No olvidemos que lo más importante de una colección es poder disfrutar de ella. Una colección es algo personal, por lo que la primera finalidad de la misma es hacernos sentir orgullosos y, para ello, debemos poder disfrutarlas.

 

A medida que nos hacemos mayores, y aumentan nuestras responsabilidades, disponemos de menos tiempo para dedicarnos, por lo que, en determinadas ocasiones, una colección súper extensa puede llegar incluso a estresar. Debemos evitar a toda costa que esto ocurra ya que corremos el riesgo de aborrecerlo todo y, con ello, tirar un montón de dinero y sentimientos por la borda.

 

Para intentar que esto no pase, debemos ser selectivos con los sistemas, los juegos y demás accesorios que tengamos. Deberíamos tener solo lo que podemos disfrutar y, seguramente, tendríamos mil veces menos.

 

Yo, sin poseer una colección muy amplia, tengo más juegos de los que podré jugar en mi vida y a veces, al mirar el conjunto, me da sensación de tristeza y rabia a partes iguales. Personalmente, me pasa una cosa que no sé si será general en otros coleccionistas, pero cuando miro un juego de los que tengo, sea el que sea, me entran ganas de jugarlo. Normalmente, esta sensación se agudiza si son juegos a los que ya jugué o que adquirí con muchas ganas por lo que volvemos al inicio:

 

¿Qué es más interesante, poseer gran multitud de juegos o tener aquellos que para uno son especiales?

Seamos sinceros. Muchos de nosotros no hemos jugado ni a la mitad de lo que tenemos. Ni lo hemos hecho, ni lo podremos hacer jamás.


También, posiblemente, muchos de vosotros tengáis juegos de aquellos que no os atraen en especial pero que los conseguisteis bien de precio o junto a un “pack” y que al mirarlos ni os motivan en absoluto. Todos estos juegos están en una hipotética cola de espera que no tiene fin, ya que siempre iremos colando prioridades. 

 

Contad cuantos juegos tenéis, a cuantos habéis jugado y cuantos, realmente, os motivan…

4º concepto: La adicción


Primero es un juego al mes, luego son un par o tres (porque los encontramos baratos), más tarde ya son tres juegos y una consola…

 

¿Controláis vuestra colección?

 

Yo creo que lo fui y puede que aún me quede algo de ello, sin embargo, me estoy dando cuenta de una cosa: aprecio más el material poco a poco que todo de golpe. Disfruto más jugando a lo que voy adquiriendo que teniendo interminables listas de espera. Me gusta que cada nueva adquisición tenga un valor sentimental añadido. He aprendido, finalmente (ya que no es tarea fácil), a valorar mi colección por lo que a mí me aporta y no por lo que la gente pueda decir de ella.

 

Definir la adicción es complicado ya que hay múltiples grados de la misma, sin embargo, podemos entender como adicción a coleccionar, el simple hecho de comprar desmesuradamente mucho más material del que podemos abarcar.

 

Mentiroso es el que niegue un cierto grado de adicción, porque creo que todos los coleccionistas, en determinados momentos, hemos ansiado a más.

 

Este documento no quiere ser una riña, ni una falta de respeto a nadie (ni mucho menos una auto confesión), sin embargo es una reflexión en voz alta de una persona que, en el pasado ha destinado bastante dinero en poseer una colección y que actualmente ve como, el poco tiempo de jugar y la falta de espacio, le hacen ir sacando juegos de las estanterías, mirárselos y preguntarse: ¿Porque compré yo esto? 

 

Vuelvo a reiterar, intentando no hacerme pesado, que hay muchas formas de enfocar una colección y que todas son válidas, pero por favor, miremos cada uno en nuestro interior y seámonos sinceros.  

Cuatro normas indispensables:

1- Escoger muy bien los juegos que comprar.

 

2- Nada de copias. En una colección no tienen cabida y con el tiempo terminas considerándolas “plástico”. Útiles para probar juegos o para no usar los originales, pero no para coleccionar.

 

3- Sagas interminables. Podemos tener algunas sagas completas como gusto o capricho, pero ser coleccionista de sagas quiere decir tener muchos juegos simplemente por tenerlos, ya que no jugaremos a un “Resident Evil” y seguidamente a un “director’s cut”… O un “Resident Evil 3 en Psx y luego en DC y GC…

 

4- No marcarnos como meta tener toda la colección de un sistema en concreto, ya que de todos es bien sabido que mínimo un 20 % del catálogo de una consola es morralla. Además, si de catálogo japonés hablamos, mucho material no es del gusto de los occidentales, o simplemente es injugable por culpa del idioma.

 

5- Tener mucho tacto con los accesorios de los sistemas, solo los que realmente nos atraigan. 

 

Nadie es capaz de tener todos los sistemas existentes, y si los tiene, seguro que no los disfruta…

11.11.2016

10.11.2016

Nuevo FrikReview:

-MURAMASA.

08.11.2016

08.10.2016

Nueva reflexión NEO GEO.

-¡EVERDRIVE!

14.09.2016

PC ENGIN GT

-Cambiar pantalla.

-Reparación.

24.08.2016

¡RECOMENDADO!

-Dark Escape 4D.

06.08.2016

¡El nuevo BLOG de METALMAN!

06.08.2016

25.07.2016

¡NO HAY KEDADA 2016!

Leer más

15.05.2016

Nuevo contenido en Potenciar consolas:

-FREE REGION BIOS MEGA CD.

01.05.2016

¡Nuevo TUNING de Bricoman!

-PS3 STAR WARS.

10.04.2016

03.04.2016

28.03.2016

Vale más prevenir que curar. Si no lo has hecho aún, haz una copia de seguridad de tu PS3.

Leer más

12.02.2016

-Nuevos VídeoReviews. 

-SHIENRYU.

-Viewtiful Joe.

-Heart of Darkness.

-Assura's Wrath

07.02.2016

-Nuevo apunte en Reparación.

-Panasonic 3DO.

07.02.2016

¡Metalman se pasa al formato vídeo!

-LAYER SECTION.  

-ASTAL.

-Another World.

-Marvel Vs Capcom.

10.01.2016

Nuevo reportaje de opinión.

¿Y ahora qué? 

03.01.2016

Nueva información en Potenciar Consolas.

-Disco Duro & Bios en Dreamcast.

05.12.2015

Nueva información en reparación.

-Panasonic Q

6.09.2015

2.08.2015

-Nuevo reportaje:

-¡NEO GEO a todo GAS!

29.03.2015

Nueva sección completamente migrada:

Reportajes técnicos.

29.03.2015

Nuevos accesorios comentados:

-MGCD.

-SD Floppy Emulator.

14.03.2015

Nuevo apunte en Potenciar Consolas:

60HZ Turbografx PAL.

-Alfonso Lopez.

Links amigos