Coleccionismo

¿Vicio o pasión?

En esta ocasión os quiero exponer una experiencia personal que casi me lleva a tirar todo por la borda y que bien puede ser compartida por más de uno. No es mi intención generalizar y sólo me limitaré a analizar mi situación concreta.

 

Definiremos coleccionar como el afán por tener y conservar cosas. Un afán movido por sentimientos tales como la nostalgia, la devoción, el recuerdo, el amor…

 

El mundo de las colecciones es tan amplio que se hace imposible clasificarlo bajo un mismo comportamiento o perfil.


Hay gente que valora unas cosas por encima de otras y los hay que valoran justamente lo contrario. No hay reglas sobre como coleccionar. Cada uno lo hace como mejor le parece, sin embargo, la sensación de felicidad que sentimos frente a nuestro material es el mismo.



Personalmente, me considero un coleccionista de videojuegos. Una persona que disfruta ordenando, mirado, clasificado, tocando y jugando material relacionado con dicho mundillo.

 

Cuando uno decide empezar una colección es porque una cosa le gusta y le apasiona. Dicha persona merece de todo nuestro respeto (coleccione lo que coleccione), pues se trata de su vida y su hobby y, esto, cada uno lo maneja como quiere.

 

Hay muchos que, injustamente, se burlan o desprecian las colecciones de los demás. A todos ellos, les diría que una colección es algo PERSONAL, fuera de ataduras absurdas y que, por lo tanto, no se metan en los asuntos de los demás.


JAMÁS se debe criticar a una colección, por simple que nos pueda parecer… 

 

En el campo de las consolas, y los videojuegos en general, las colecciones pueden llegar a ser muy distintas, aunque casi todas empiezan en un mismo punto: el sentimiento de nostalgia frente a aquellos juegos / consolas que tanto nos marcaron en su momento. Unos objetos con los que jugábamos cuando éramos niños y que hoy en día (con algún que otro año más), aún nos cautivan.



Una colección, jamás debe ligarse a tópicos tales como: precio, exclusividad, rareza de la piaza...


Cada uno tiene sus preferencias y su propio criterio calificativo frente al término “joya”. Muchas veces, solemos caer en el error de pensar que solo los juegos raros, caros o difíciles de conseguir agrandan una colección y, en la mayoría de veces, esos juegos no representan nada para nosotros… 

 

Con esta pequeña introducción quiero haceros ver que coleccionar no es malo ni reprochable y que, como hobby, puede resultar una estupenda terapia.



No obstante, como dice un viejo refrán de mi zona: detrás del cordero perdido, suele haber un lobo hambriento… Y esto también se podría aplicar a las colecciones. 

 

¿Cuándo termina una colección? ¿Soy capaz de controlar la adicción? ¿Conozco mi límite? ¿Sé controlar las compras?


¿Os habéis formulado, alguna vez, esas preguntas?


Ahora viene cuando expongo mi problema personal y para ello me voy a sincerar plenamente con vosotros.

 

Cuando uno reconoce una adicción, lógicamente, el factor vergüenza se vuelve en contra. No obstante, voy a ser fuerte y a explicaros las cosas tal y como las veo ahora. Por suerte, en mi caso la adicción no ha sido extrema y, posiblemente, la he exagerado para la realización de este documento. Sin embargo, lo hago porque creo que el problema existe de verdad y no es precisamente para reír. 

 

Llega un momento, en la vida de todo coleccionista, en el que éste ya no disfruta de lo que va adquiriendo, pues suele adquirir mucho más material del que puede disfrutar.


Como he dicho al inicio del documento, coleccionar se podría definir como el afán de poseer. Pues bien, este afán tiene que saberse controlar porque sino termina pasándonos factura.



Una colección de videojuegos no tiene límite, ya que, a parte del catalogo retro (que es descomunal de por sí), hay todo lo nuevo que va saliendo y que jamás parará de salir. De hecho, dudo que algún coleccionista de videojuegos pretenda tener todo, porque no obviemos que la mayoría de nosotros tenemos muchos sistemas y esto traducido a juegos (por pocos que queramos de cada sistema) es algo simplemente demencial.

 

Muchos creemos que controlamos el tema porque solo compramos barato. Esto no es así. Todos compramos dependiendo de nuestras posibilidades económicas (o deberíamos hacerlo), no obstante, el problema sigue siendo el mismo: comprar sin parar y comprar mucho más de lo que podemos abarcar.

 

Yo mismo llegué a recibir, durante algún tiempo, una media de 10 juegos semanales. Llegar, mirarlos, limpiarlos, ponerlos en la máquina (simplemente para probarlos) y colocarlos en la estantería…


Así no se disfruta una colección, más bien se corre el riesgo de aborrecerla.



También es cierto que, aunque intentemos controlar el tema económico y nos fijemos unas metas, muchas veces nos pasamos por algún motivo u otro y esto, tal y como esta el patio hoy en día, puede ser muy problemático.


¿A cuantos nos han coincidido varias “pujas” en Ebay, más alguna que otra cosilla y hemos tenido que tirar de fondos que no iban destinados a los videojuegos?



Sinceramente, creo que esta adicción a comprar o, dicho de otra manera, a coleccionar no es nada buena.


Una colección se tiene que hacer con cabeza y escogiendo muy bien las piezas. De que sirve encontrar 15 juegos en un “Cash” por 20 euros si realmente ninguno de ellos nos llama la atención. La sobrecarga de material no es nada aconsejable.

 

Otro tema a tratar es el “coleccionismo de plástico”, o sea: las copias. Todos hemos tenido momentos en los que hemos pensado que con una consola impecable, con un par de juegos originales ya bastaba para colección, el resto, Verbatim al canto...

 

Hay etapas en la vida (adolescencia - juventud) en las que disponemos de poco dinero y mucho tiempo para jugar. Copias, para este fin, pueden estar medio justificadas. Además, una copia de un juego que en su versión original vale 200 euros, pues también puede colar, pero fuera de estos pretextos (cogidos con pinzas), las copias, por muy maqueadas que sean (carátulas y demás), siempre terminan siendo copias y llega un punto en que el coleccionista pasa de nivel y prefiere tener menos y mejor. 

 

En la mayoría de esos casos, las copias terminan tiradas en el contenedor del plástico o colgadas en algún que otro cerezo para ahuyentar a los estorninos…


Si alguna vez hiciéramos números de lo que nos hemos gastado en copias, fliparíamos… 



En fin, después de exponer mi punto de vista, os voy a dar unos cuantos consejos para intentar no caer en una nueva enfermedad que se podría denominar como “Estrés del coleccionista”.

 

1- Debemos tener siempre presente que coleccionar videojuegos no tiene fin y que, por lo tanto, ésta meta nos la tenemos que marcar nosotros mismos.

 

Herramientas que pueden ayudar:

 

-Límite económico: hablándolo con la pareja o familia para asegurar que nuestro criterio no resulte desproporcionado.


-Límite de expositor o lugar de exposició: tener un límite físico (de espacio) ayuda mucho a que escogemos mejor el material a comprar.

 

2- Debemos disfrutar y valorar todo lo que compremos, ya que sino, tarde o temprano, caeremos en la triste rutina de comprar-probar-ordenar-olvidar

 

3- Debemos tener claro que la oferta es grande y que las compras compulsivas no nos favorecen. Hoy en día, el videojuego, tanto retro como moderno, está de moda y hay mucha oferta, por lo que el pretexto de “...es carillo pero ahora lo encuentro, vete tú a saber cuando lo vuelvo a ver...”  No nos vale.

 

Cuidado al empezar una colección porque parece que todo sea bueno y muchas veces nos llenamos de juegos que realmente no nos gustan.

 

4- Cada uno tiene que tener claro que significa para él la palabra “joya”.


Normalmente el término joya se aplica a juegos/consolas raros/as o muy caros/as. Cuidado porque, con este pretexto, podemos gastarnos mucha pasta en una pieza por ser única y a la hora de la verdad, ni disfrutarla. Debemos tener nuestros propios criterios y no hacer caso a las modas u opiniones de otros.

 

El Metal Slug 1 de AES es una joya, (vale alrededor de 1000 euros y cuesta un huevo de encontrar). ¿Os habéis preguntado si realmente disfrutaréis más ese que el de MVS o Saturn?

 

5- Cada uno debe valorar que es lo que él pagaría por un producto, no lo que se dice que vale, o lo que aconsejan pagar.


En Ebay, sirve un tuco muy simple pero eficaz: yo pienso que este producto vale tanto, lo meto como “puja máxima” y me olvido de él. Que lo gano, bien, que no, a buscar otro.


No caigamos en el juego de la “puja a última hora”, ya que, a veces, sumando después los gasto de envío* el negocio nos puede salir rana.

 

* Cuidado en vuestras primeras compras por Ebay. Comprobar y sumar siempre los gastos de envío del producto, ya que hay vendedores muy listos que ponen el producto muy barato y el envío carísimo para llegar al precio deseado.     

 

6- Vendedores de confianza mejor que compras “chollo”. Un material de colección debe estar en buenas condiciones. No vale comprar una joya a precio de ganga si esta rota o marcada, porque no lucirá igual y, con el tiempo, nos sabrá mal. Debemos comprar teniendo claro para qué lo queremos. 

 

Seguramente me olvido alguna cosa y, además, como he comentado anteriormente, en cierto modo, estas opiniones son muy personales.


Cada persona actúa diferente y enfoca una colección desde su propio prisma, sin embargo, no debemos olvidar que una colección es para disfrute personal y, bajo ningún pretexto, debemos dejar que nos domine.

10.12.2016

11.11.2016

10.11.2016

Nuevo FrikReview:

-MURAMASA.

08.11.2016

08.10.2016

Nueva reflexión NEO GEO.

-¡EVERDRIVE!

14.09.2016

PC ENGIN GT

-Cambiar pantalla.

-Reparación.

24.08.2016

¡RECOMENDADO!

-Dark Escape 4D.

06.08.2016

¡El nuevo BLOG de METALMAN!

06.08.2016

25.07.2016

¡NO HAY KEDADA 2016!

Leer más

15.05.2016

Nuevo contenido en Potenciar consolas:

-FREE REGION BIOS MEGA CD.

01.05.2016

¡Nuevo TUNING de Bricoman!

-PS3 STAR WARS.

10.04.2016

03.04.2016

28.03.2016

Vale más prevenir que curar. Si no lo has hecho aún, haz una copia de seguridad de tu PS3.

Leer más

07.02.2016

-Nuevo apunte en Reparación.

-Panasonic 3DO.

07.02.2016

¡Metalman se pasa al formato vídeo!

-LAYER SECTION.  

-ASTAL.

-Another World.

-Marvel Vs Capcom.

10.01.2016

Nuevo reportaje de opinión.

¿Y ahora qué? 

03.01.2016

Nueva información en Potenciar Consolas.

-Disco Duro & Bios en Dreamcast.

05.12.2015

Nueva información en reparación.

-Panasonic Q

6.09.2015

2.08.2015

-Nuevo reportaje:

-¡NEO GEO a todo GAS!

29.03.2015

Nueva sección completamente migrada:

Reportajes técnicos.

29.03.2015

Nuevos accesorios comentados:

-MGCD.

-SD Floppy Emulator.

14.03.2015

Nuevo apunte en Potenciar Consolas:

60HZ Turbografx PAL.

-Alfonso Lopez.

Links amigos