No sé si conoceréis este peculiar titulo de SEGA, pero lo que sí sé es que os vais a reír un rato con este review.

 

Los japoneses son conocidos, a nivel mundial, por ser gente bajita, serios, trabajadores y muy, muy, pero que muy “frikis”.

 

Tienen un sentido del humor y del ridículo muy distinto al resto de la población mundial y esto hace que sean capaces de casi todo, y en su temática principal son capaces de ofrecernos títulos del todo disparatados aunque, eso sí, con aquella chispa mágica que sólo ellos saben darle.



Este es el caso del “Funky Head Boxers”, un juego de boxeo con un toque especial…

 

Y es que con sólo ver el aspecto de sus púgiles ya te percatas de que la cosa no va nada en serio. De la mano de SEGA y evolución directa de su versión recreativa, aterrizó en la Saturn un simulador de boxeo poco común.



Resulta que los mismos programadores del juego prestaron sus caras a los púgiles. La nota cómica de este “Funky Head” es que los luchadores presentan un cubo por cabeza donde hay pegadas fotos de las caras reales. Un efecto muy curioso y con un toque “pocket” (cabezón) que estaba muy de moda en aquél momento.

 

Lo novedoso y divertido del caso son las caras y sus expresiones, ya que para todo hay una expresión y por lo tanto podemos ver a los púgiles reír, llorar, enrojecerse de rabia, llenarse de moratones, celebrar victorias al más puro estilo japonés...



El juego en sí, no tiene nada de especial. Cumple con lo indispensable en esta clase de simuladores y poco más.

 

Entre sus modos de juegos hay los típicos: Campeonato, combate simple, Vs y training.

 

La vista del jugador es en una especie tercera persona con transparencia, o sea que como si estuviéramos detrás de nuestro luchador.

 

No obstante, como que el personaje tiene el cabezón transparente para no quitarnos visión del adversario, parece una primera persona. Vista curiosa, al principio, a la que no cuesta acostumbrarse.

 

Añadir también que hay dos variantes de dicha vista, una de lateral y otra de ligeramente elevada. 



En el cuadrilátero podemos hacer todo tipo de golpes (altos, bajos, ganchos...) más alguno que otro “súper especial”. Todo con un humor y un “frikiismo” muy acertado que hacen que, aunque el juego caiga muy pronto en la monotonía siempre nos queden ganas de hacer algún combate.

 

Gráficos

 

Normalitos. No llegan ni mucho menos a la calidad del Virtua Fighter 2 o de otros grandes de Saturn pero cumplen a la perfección su cometido.

 

El punto fuerte, sin lugar a duda son las caras y la expresividad de los púgiles.

 

Jugabilidad

 

Como el resto del juego, no es que sea un juego súper jugable ya que su dificultad en los primeros combates es bastante alta y la respuesta de comandos un poco lentorraa, pero cuando uno le pilla el truquito incluso se pueden encadenar golpes con relativa facilidad.

 

Valoración Final

 

Una paranoia nipona en forma de videojuego que si bien es muy divertido y vistoso, te hace caer en la monotonía demasiado rápido. Un buen juego como curiosidad e ideal para echarse unas risas con los colegas.

VÍDEO

12.11.17

Nuevo reportaje de opinión:

-Mi última consola.

04.11.17

04.11.17

Nuevo juego analizado:

-The SOLUS Project.

01.11.17

29.10.17

Nuevo juego analizado:

-SHOX.

21.10.17

Nuevo accesorio analizado:

-Mando PS2 RF

21.10.17

¡Nuevo Tuning!

21.10.17

10.10.17

Nuevo contenido en Potenciar Consolas.

-Playstation 2.