Si existe un juego de naves a destacar, por encima del resto (de entre todo el variopinto catálogo de shooters de las consolas de 8 bits), ese, sin dudarlo, sería Life Force; el clásico juego de naves de Konami de 1988.

 

Superar a Gradius en jugabilidad no era del todo difícil, pero aumentar su carisma era otra historia, pues el juego de 1986 definió las bases, tanto jugables, como de diseño, de la mayoría de los títulos del género… Pero en Konami eran unos genios (eran…)y crearon el que, probablemente, fuera el juego de naves más redondo de la era 8 bits.



En esta ocasión, el juego ofrecía una mezcla entre fases de desplazamiento horizontal y vertical, creando variedad para todos los gustos y además, añadiendo un estupendo modo de dos jugadores simultáneos.

 

Si a esto le añadimos una calidad gráfica y de diseño sobradamente buena, más el sistema de “power ups” mediante barra, instaurado por Gradius, nos encontramos ante un título apenas sin fisuras.

 

A nivel de sonido, el juego cuenta con unos efectos más que decentes y una BSO mucho más trepidante y acertada que la de Gradius.



Existe cierta “mitología” sobre lo dificultoso que es terminar Life Force, encontrando siempre referencias hacia su “endiablada dificultad”, pero, debo admitir que el juego no es tan fiero como lo pintan.

 

Las fases aportan la auténtica dificultad, finalizando siempre en unos “Final Bosses” impresionantes pero para nada exigentes… aunque, insisto, no es un juego tan difícil, simplemente comparte el defecto de Gradius: mientras estés armado no hay problema, pero en cuanto que pierdas la primera vida, la cosa se pondrá complicada, pues la velocidad de inicio es insuficiente.



El modo de dobles es genial. Como en casi todo buen shooter que se precie, es siempre una opción interesante y que además, prolongará la vida del juego, aún contando con el pequeño problema de tener que compartir el mismo número de “power ups” que en el modo de un jugador, lo que repercute en una mayor dificultad a la hora de potenciar al máximo las dos naves.

 

Nos encontramos ante otro clásico de Konami, un juego que ha dejado imágenes imborrables en el colectivo de los videoadictos, tales como las lenguas de fuego, los cuernos gigantes y las mutaciones protuberantes de alguna de sus fases.



MI OPINIÓN

 

Life Force es un juego único dentro del catálogo de Nes; un título básico para cualquier coleccionista del sistema y también un imprescindible para los amantes de los juegos de naves.


Visto hoy, puede no impresionar como antaño, pero es innegable que, junto a Gradius, sentó las bases que todos conocemos (ampliadas también gracias al fabuloso R-Type), convirtiéndose en un título altamente recomendable: un clásico.

VÍDEO

12.11.17

Nuevo reportaje de opinión:

-Mi última consola.

04.11.17

04.11.17

Nuevo juego analizado:

-The SOLUS Project.

01.11.17

29.10.17

Nuevo juego analizado:

-SHOX.

21.10.17

Nuevo accesorio analizado:

-Mando PS2 RF

21.10.17

¡Nuevo Tuning!

21.10.17

10.10.17

Nuevo contenido en Potenciar Consolas.

-Playstation 2.