Chicos, ya sé que todos tenemos nuestras preferencias y que, en lo que refiere a gustos, no hay colores, sin embargo, a continuación os paso a describir un juego que, sin tener nada fuera de lo común, me ha dejado alucinado. Un juego que me ha saciado en todos los aspectos, pese a tener ya, seis años a su espalda.

 

Resistancefue lanzado en 2006 por el equipo de programación Insomniac y, a día de hoy, cuenta con dos secuelas oficiales.

 

No sé como empezar a analizar este juego y ser imparcial, ya que me ha gustado mucho. Resistance no es un juego que sorprenda en exceso, ni que aporte mucho al género de los “shooters” en primera persona, pero puede presumir de estar excelentemente realizado.

 

El conjunto gráfico, todo y mostrar alguna pequeña carencia en patrones y texturas (nada importante, si tenemos en cuenta su edad), se mueve a la perfección, dotando al juego de una interactuación casi perfecta.



La historia, a diferencia de muchos otros “shotters” que se limitan a recrear la batalla “X” de una guerra “X”, tiene un trasfondo bastante enigmático que, incluso, daría por mucho más de lo que hace. Se mezcla de manera muy conseguida el “look” retro de la época que recrea (1950) con un toque a ciencia ficción inigualable. Tanto es así, que el argumento toma más fuerza de creer en una posible invasión y colonización alienígena que no en el hilo argumental del virus Kimera.

 

Las distintas mutaciones de criaturas* que pueblan el juego están diseñadas con gran acierto y realizadas con igual esmero. Muestra de ello es el efecto de calentamiento de un cuerpo tras ser abatido (con el halo que deja el calor) es, simplemente, inmejorable.

 

* Prefiero pensar en criaturas, que no en humanos mutados por un virus, ya que como os he avanzado, su argumento principal lo encuentro un tanto extraño.



El aspecto gráfico del juego es envidiable y se mueve a las mil maravillas. Evidentemente, se notan algunos pequeños detalles que seguramente se han visto mejorados en sus secuelas, como podrían ser las, algo toscas, animaciones de las escenas entre fases, junto con alguna que otra transparencia.

 

Nada que llegue a molestar en exceso, ya que el resto de apartados están de lujo o, incluso diría, de súper lujo, ya que su fase de “Jeep”, por citar un ejemplo, es mucho más fluida que muchos juegos dedicados, exclusivamente, a la conducción.

 

En cuanto al sonido, a parte de acompañar muy bien a la acción, cabe destacar la perfecta narración de la historia con una voz femenina muy acertada.

 

El argumento, como ya he mencionado, puede gustar más o menos (a mi, personalmente me ha enganchado, aunque esperaba algo más de él), pero su documentación y narrado, lo hacen, hasta cierto punto, creíble. Sin embargo, me veo obligado a decir, que si no fuera por sus múltiples detalles gráficos y la magistral realización de una Inglaterra en plena guerra, su fuerza no sería la misma.



Con poco más a comentar y sí mucho a jugar y disfrutar, os puedo contar, a tono de resumen, que RESISTANCE es un juego de esos que no aporta nada nuevo, pero que se hace un hueco entre la multitud. El motivo: su brillante realización técnica y un argumento enigmático.

 

Hablando un poco a lo loco y sin entrar en matices, podríamos etiquetarlo como una acertada mezcla entre dos mundos: Halo y Resident Evil.


VÍDEO

12.11.17

Nuevo reportaje de opinión:

-Mi última consola.

04.11.17

04.11.17

Nuevo juego analizado:

-The SOLUS Project.

01.11.17

29.10.17

Nuevo juego analizado:

-SHOX.

21.10.17

Nuevo accesorio analizado:

-Mando PS2 RF

21.10.17

¡Nuevo Tuning!

21.10.17

10.10.17

Nuevo contenido en Potenciar Consolas.

-Playstation 2.