Siguiendo con la tradición instaurada por el fantástico Castle of illusion y sus siguientes capítulos, llegaba en el 92 este estupendo título para todos los públicos y edades, en el que nos encontrábamos, de nuevo, con esa magia tan característica que Sega supo aplicar durante muchos años a los títulos basados en las licencias Disney.

 

World of Illusion basa su mayor reclamo, sobre todo, en una delicia de aspecto visual que, contrastado con un nivel artístico brillante, recrea, de forma soberbia, ese maravilloso mundo de luz y de color, habitado por la magia, en el que nuestro querido Mickey, acompañado en esta ocasión por el también más que carismático Donald, tendrá que sortear todo tipo de peligros, tanto solo, como en un fabuloso modo cooperativo de 2 players.



Lo cierto es, que World of Illusion no destaca precisamente por ser un juego exigente o con una dificultad ajustada, pues denota en exceso al tipo de público al que se dirigía con tan solo jugar una partida: el público infantil (o quizá, a un publico inexperto en video juegos).

 

Este factor no resta atractivo alguno al juego, pues aunque sencillo, no deja de ser sorprendente, mostrando situaciones (sobre todo en cooperativo) y lugares increíbles para su día, gracias en parte, a esa genial paleta de colores “pastel”, que aún sin poder mostrar los fabulosos degradados que podríamos encontrar en la consola de la competencia (Super Nintendo), se las apaña para mostrar un amplio espectro de colores suaves y cálidos que conforman uno de los mejores usos de paleta que existe en Megadrive.



La definición y carisma de sus diseños es también acorde al resto de aspectos técnicos, a lo que sumamos una banda sonora muy acertada en cuanto a composición, pero, como siempre, algo limitada en cuanto a calidad de sonido por culpa del tan consabido chip de sonido de la consola de Sega.

 

Sus fases variarán (no todas)dependiendo de si jugamos en modo uno, o dos jugadores, encontrando mundos distintos según el modo elegido, donde, además, encontraremos una variedad de gran amplitud al presentarnos situaciones muy distintas, tanto en diseño como en control, pudiendo utilizar alfombras mágicas, vagones de mina, cartas mágicas, burbujas de agua…



Insisto en que World of Illusion es un juego sencillo en exceso, pero atractivo y con un modo de dobles brillante, que podrá ser gozado como en ningún otro juego por los peques de la casa y, a la vez, entretenido para el resto.

 

No es un juego exento de fallos o carencias, pero, aún con todo, es un juego básico para la consola de Sega por su carisma, técnica y la posibilidad de ser jugado tanto por gente con experiencia, como por cualquier neófito en esto de lo videojuegos, resultando en un producto que puede crear un extraño amor/odio en cuanto a su jugabilidad pura y dura, pero siendo siempre un título asombroso para su época.



MI OPINIÓN

 

Como antes comentaba, World of Illusion es un juego carente de un auténtico desafío, pero compensado por un brillante “todo” a nivel de carisma y de diseño, lo que se ha de tener en cuenta a la hora de adquirirlo, pues si no eres seguidor de esta gran “saga de Sega”, abstente de conseguirlo, en cambio, si buscas personalidad y algo de magia, o simplemente un juego que puede ser disfrutado a tope por los más peques, este es tu juego. Simple, pero maravilloso.

VÍDEO

12.11.17

Nuevo reportaje de opinión:

-Mi última consola.

04.11.17

04.11.17

Nuevo juego analizado:

-The SOLUS Project.

01.11.17

29.10.17

Nuevo juego analizado:

-SHOX.

21.10.17

Nuevo accesorio analizado:

-Mando PS2 RF

21.10.17

¡Nuevo Tuning!

21.10.17

10.10.17

Nuevo contenido en Potenciar Consolas.

-Playstation 2.