MI ÚLTIMA CONSOLA

 

Pues sí amigos; Mi última consola es, y ya puedo augurar que será, una Playstation 4 PRO. Puede que los más nuevos a la web penséis que me paga SONY por publicitar su consola o el VR, ya que últimamente solo hablo de ello, pero nada más lejos de la realidad. Soy un coleccionista que ha llegado al final de su camino y que puede decir, orgulloso, aquello de:

“…empecé con una Master System y terminé con una Plsyatation 4…”.

 

NOTA: Me gustaría ligar un poquito este reportaje al que ya edité, hace mucho tiempo, bajo el nombre de: Colecciones. 

 

La semana pasada oí, en una emisora de radio, la presentación de la nueva máquina de Microsoft, cuyo nombre ni recuerdo, y no sentí nada especial. Hace algo más de tiempo, Nintendo sacó su Switch y tampoco representó nada para mí. Ni siquiera las múltiples creaciones, enfocadas al retro, de Nintendo y SNK (NES, SNES, NEO GEO X…) me han motivado a nada más que opinar al respecto...

Puede que con esta premisa penséis que estoy acabado, en esto de los videojuegos, pero yo no lo veo así.

 

 

Como a muchos de vosotros, en estos más de diez años que llevamos juntos, la vida me ha cambiado muchísimo: creación de una familia, inquietudes laborales, obligaciones de todo tipo… El resultado a todo esto es MUY POCO tiempo libre para compaginar mis dos principales hobbys: videojuegos y deporte.

 

Esto, hasta cierto punto, parece una reflexión añorada de un individuo que se despide de alguien y, aunque en cierto modo sí es un despido de algo, no van los tiros por donde podáis imaginar. No he aborrecido los videojuegos ni el retro, al contrario, me gustan tanto que he decidido terminar mi colección para poder disfrutar, como es debido, de todo el material que poseo.

 

Con los años, te vuelves más selecto y meticuloso. No todo vale. No todo es bueno. Tan solo importa aquél juego o producto que te hace sentir algo y que revierte las horas dedicadas en orgullo o felicidad. Personalmente, tengo más de cien juegos en cola de espera y muchos otros con ganas de ser rejugados. Actualmente, estoy plenamente entregado al VR de SONY, pero con la mirilla puesto en el pasado. 

 

La tendencia actual del sector de los videojuegos tampoco es que me atraiga mucho. Me encanta la alta definición y los inventos tecnológicos, pero no quiero correr más de la cuenta… de hecho, ya no quiero correr más.

 

  

Consolas 4K cuando aún miro cine en una 32” HD Ready… Descargas interminables cuando lo que realmente me gusta es el formato físico. Fritos y refritos de juegos poco más que típicos a los que debería concederles horas y horas de mi escaso tiempo…¡NO!  Simplemente, no quiero más. 

 

Predecir el momento justo de dejar una colección es complicado. No todos tenemos el mismo tiempo libre, nivel económico, restricciones de espacio… pero sí que es bueno saber decir: ¡Hasta aquí!

Si lo reflexionamos, de modo intimista, seguro que muchos nos auto confesaremos tener mucho más de lo que podemos jugar y comprar, solamente, por vicio o rutina. En este preciso instante es en el que debemos hacer algo al respecto.

 

 

Tenemos la informática, los móviles, la tecnología cuotidiana… No llegamos ni a la mitad de lo que nos proponemos y ¿queremos seguir coleccionando videojuegos toda la vida? No sé como andará vuestro grado de resistencia, pero el mío está al uno por ciento y ya no precisa carga, sino desconexión.

 

Afortunadamente, no me ha costado nada tomar esta decisión y creo que me ha aligerado un poquito la vida. No por el hecho de parar de gastar en mi hobby (que de bien seguro encontraré otras vías de malgastar dinero…), sino por el hecho de sacarme presión de encima: consola nueva, hardware nuevo, accesorios nuevos, TVs nuevas… un bucle interminable que, a la larga, no aporta más que al estrés psicológico.

 

Llegados a este punto de la reflexión, y a sabiendas de que mi vena literaria ha podido sacar algún punto de contexto, o lo ha exagerado, os puedo asegurar que, como coleccionista, he llegado al final.

 

A continuación, si os parece bien, inserto un cuadro de diálogo para que podáis plasmar vuestras impresiones al respecto del documento y su idea. 

 

Gracias a todos por leer mi reflexión.  

 

Escribir comentario

Comentarios: 4
  • #1

    Alvro Roberto Sanchz (lunes, 20 noviembre 2017 07:52)

    Hola Jordi! Te escribo desde Suramérica, más exactamente desde Colombia!
    Tropecé con tu Web hace mar de años, no sé, tal vez 6 o 7, me ha sido de mucha utilidad!
    Siempre me ha gustado leerte, e incluso recuerdo cuando migraste datos que fue un calvario…
    Bueno, en fin, te cuento que yo llevo coleccionando consolas hace más o menos 14 años… cómo pasa el tiempo, pero video juegos empecé hasta este año ya de manera juiciosa, y ando en una encrucijada similar a la tuya. No me he hecho con ninguna de las consolas de última generación, y aunque la ps4 es la única que compraría, aun no llega el juego que me haga tirarme de cabeza a por ella!
    …me parece que la chispa se apagó ya, de por si venia agotándose con la generación anterior, ya no hay algo que sorprenda… o lo menos no a mí, y veo que a ti tampoco… será que ya estamos viejos amigo? Jejeje, tengo 34 y también ando con familia, y es bastante poco el tiempo para el ocio, como bien dices, ya uno se vuelve muy selecto y va a por los manjares personales. Un abrazo mi amigo y éxitos en todo lo que te propongas. Gracias por regalarnos esta Web!

  • #2

    Pedro (Turbo) (jueves, 14 diciembre 2017 16:48)

    Hola, Jordi:

    Aunque hace tiempo que desapareció el foro, he seguido tu trabajo en la web. Siempre me ha resultado muy útil y entretenido de leer. Incluso te compré alguna MVS y CPS2 consolizada hace ya unos años, no sé si lo recordarás.

    El caso es que he leído esta entrada, junto con los enlaces relativos a ella, y estoy de acuerdo contigo. Llega un momento en la vida en el que hay que decir: «Hasta aquí hemos llegado.».

    Muchos de nosotros iniciamos nuestra colección con aquel material que tuvimos, o que quisimos tener y no pudimos, en aquellos años de nuestra juventud. La nostalgia puede ser un poderoso aliado o terrible enemigo según se sepa controlar. En mi caso, me decanté por el coleccionismo de vidoejuegos puesto que fue uno de los pilares de entretenimiento de mi infancia.

    Sin embargo, tras años de coleccionismo, muchos hemos acumulado gran cantidad de material que, en casos como el mío, ya no tiene verdadero valor sentimental.

    Yo soy de 1981 y crecí con la GAMEBOY, la NES y la Master System. Más tarde, tuve la PSX, la Nintendo 64 y la GAME CUBE, con las que también lo pasé muy bien. Recuerdo que disfruté mucho con la Dreamcast que, aunque no la llegué a comprar en tienda, me la dejó un amigo tiempo después de que se dejara de fabricar. A partir de esta videoconsola, aunque he tenido y tengo otras, como PS3, XBOX 360, Nintendo 3DS XL y PS4, el tema consolero ha perdido el encanto que había tenido hasta entonces para mí. Podría decir que la última consola con la que disfruté verdaderamente, fue la prestada DREAMCAST. Cierto es que he jugado a grandes juegos en consolas de generaciones posteriores, pero ya no me han aportado lo mismo a nivel personal. Y no digamos ya, si me centro en el tema del juego online, de los DLC y de los juegos incompletos con expansiones vía Store... ¡Esto es demencial!

    A mí me atrae mucho el mundo arcade, siempre lo ha hecho, seguramente por el recuerdo de aquellos años en los que pasaba las tardes en los recreativos en compañía de mis amigos. ¡La nostalgia otra vez!
    Fue una época muy bonita que guardo con especial cariño. Lo que disfruté con Mortal Kombat, Street Fighter II, Snow Bros., Tumblepop, Bubble Bobble, Golden Axe, Alien vs. Predator, Cadillacs & Dinosaurs, Final Fight, Marvel vs. Capcom y un largo etcétera.

    Recuerdo que todo cambió a raíz de la llegada del videojuego Tekken a los salones recreativos. Al poco tiempo, salió a la venta en PlayStation (PSX) y la gente empezó, poco a poco, a dejar de ir a los salones recreativos: el fenómeno PlayStation había llegado a los hogares. Es una pena, pero pienso que la piratería hizo mucho daño a los salones recreativos, y a la propia consola, porque los juegos de PSX se empezaron a piratear a diestro y siniestro, proporcionando una diversión extrema sin tener que salir de casa. Recuerdo comentarios del tipo: «Para que voy a ir a los recreativos si en la PSX puedo jugar gratis a mejores juegos.». Fue una verdadera lástima.

    El declive de los recreativos se hizo cada vez más patente. Con el tiempo, los salones fueron desapareciendo uno tras otro hasta su extinción. Hoy en día, quedan algunos centros que conservan alguna que otra máquina arcade del tipo Time Crisis. Pero ni mucho menos como antaño.

    En fin, llega un momento en la vida en el que te planteas hasta dónde llegará tu afán de coleccionismo. El mío, por suerte o desgracias, está muy cerca de su fin.

    Un abrazo,
    Pedro

  • #3

    David (miércoles, 07 febrero 2018 22:09)

    He llegado a esta entrada buscando cómo hacer unas pegatinas para el cumpleaños de mi hijo mayor. No hace falta decir más. Comprendo tu decisión y la celebro. Yo me retiré con una Xbox360.

  • #4

    Perolo (lunes, 02 abril 2018 18:52)

    Hola Jordi,
    Em trobo en un moment semblant al teu, al final compres per comprar i això ja no es bo.
    Com tú tinc molts jocs encara per disfrutar i encara no tinc la ps4 i crec que no la tindré mai. D'altra banda seguiexo comprant la Hobby Consolas i no se perquè, potser és que la estic comprant cada mes desde els anys 90, però el seu contingut no m'atreu el mínim.
    En canvi disfruto comprant la Retrogamer, que em dona motius a jugar a jocs que ja ni recordaba que existien.
    Ara mateix només m'atrau el homebrew de MSX que segueix actiu i és l'únic sistema ara mateix que em motiva per comprar en l'actualitat.
    S'acosta la desconexió.
    Una abraçada.

17.06.18

Nuevo anexo VR:

-Cuidados equipo VR.

17.06.18

16.06.18

03.06.18

12.05.18

Nuevo reportaje de opinión:

-Pinball:¿Real o virtual?

12.05.18

Nuevo juego analizado.

-The last of us.

28.04.18

Nuevo contenido en MODEL 3.

-Cambiar fuente original por ATX

22.04.18

-The Inpatient.

Análisis actualizado.

22.04.18

-REGALO MUEBLE DE BAILE.

Por favor, ayudad a difundir. 

21.04.18

Nuevo documento reflexivo:

-La fiebre del retro.

14.04.18

07.04.18

25.03.18

18.03.18

Nuevo contenido en Placas recreativas.

-SEGA MODEL 3.

18.03.18

Nuevo juego analizado:

-Shadow of the Colossus (PS4 REMAKE)

04.03.18

Nuevo juego analizado:

-DOOM VFR.

25.02.18

Nuevo documento técnico:

-Desmagnetizar un monitor.

18.02.18

Nuevo documento en Restauración:

-Restaurando un sueño

21.01.18

Nuevo contenido en Restauración:

-Aerografía.

07.01.18

-Nuevo documento de opinión:

¡S.O.S CRT!

01.01.18

10.12.17

Todo sobre VR.

¡Leer antes de comprar!

10.12.17

Nuevo accesorio analizado:

-Lioncast Arcade Fighting Stick

23.11.17

12.11.17

Nuevo reportaje de opinión:

-Mi última consola.

04.11.17

21.10.17

¡Nuevo Tuning!