DESOLDAR Y SOLDAR CHIPS CON PISTOLA

De chips, como ya os he comentado, los hay de dos tipos: los soldados en superficie, o sea en la parte de arriba de la placa madre y los soldados directamente en la placa, con lo cual, sus patas la atraviesan.



Para sacar y poner los dos tipos de chips, la pistola de calor nos va de fábula pues es la herramienta casi ideal, ya que calentaremos la zona por igual y por consiguiente, los chips salen sin apenas deformación en sus patas.

 

Chips de superficie


 

Estos son los más fáciles de cambiar, ya que, para desoldarlos, basta con hacer palanca leve por uno de sus vértices o laterales al mismo tiempo que le aplicamos calor. Con la palanca no tenemos que pasarnos, con sólo hacer un poco de fuerza, cuando se caliente bien, el chip sale solo.

 

Para volverlos a soldar, sólo tenemos que centrarlos minuciosamente en su sitio (que coincidan las patas) y al mismo tiempo que los apretamos hacía abajo (suavemente) con algún destornillador o semejante, los calentamos. Veremos incluso que el estaño se vuelve a fundir readmitiendo las patas del chip.

 

NOTA: En el caso de ser chips muy pequeños o con muchas patas, la cosa se complica bastante. Así como su desmontaje es igual de simple que en los otros, su centrado y posterior resoldado resulta algo más complicado, ya que es muy fácil que se nos junten patas o que se nos descentre el chip.

 

Para estos casos, procederemos con mucha cautela y aplicaremos flux en las soldaduras antes de centrar el chip.


Chips soldados en placa


Con estos chips procederemos de la misma forma que con los anteriores, pero calentando la placa por la parte de abajo, por sus puntos de soldadura.

 

Lo ideal es sujetar la placa en vertical y aplicar calor al mismo tiempo que estiramos el chip con algunos alicates de precisión o similar. También podemos optar por calentar primero y seguidamente sacar el chip.


Tenemos que pensar que el estaño no se enfría al momento por lo que tenemos un par de segundos para actuar (ojo con las quemaduras).

 

El problema de estos chips viene a la hora de soldar. Como ya os he comentado, los agujeros no quedan libres de estaño y, claro, a la hora de volver a ponerlos, es esencial que sus patas nos coincidan perfectamente con su ubicación.

 

Si optamos por no limpiar los agujeros, actuaremos de la misma forma que he comentado anteriormente: centrando el chip a la perfección, apretándolo con la ayuda de una herramienta y calentando de nuevo la parte de debajo de la placa (para soldarlos, lo mejor es que la placa esté en horizontal, y que calentemos la parte inferior, así podremos apretar mejor).


Vídeo demostrativo


NOTA: Perdonad la calidad de los vídeos, pero filmarlos uno solo es algo complicado…

23.11.17

12.11.17

Nuevo reportaje de opinión:

-Mi última consola.

04.11.17

04.11.17

Nuevo juego analizado:

-The SOLUS Project.

01.11.17

29.10.17

Nuevo juego analizado:

-SHOX.

21.10.17

Nuevo accesorio analizado:

-Mando PS2 RF

21.10.17

¡Nuevo Tuning!

21.10.17

10.10.17

Nuevo contenido en Potenciar Consolas.

-Playstation 2.