Por mucho que lo nieguen los amantes de N64, uno de sus puntos más flojos es su horrible pad, incapaz de ser dominado correctamente con las dos manos y propietario de una calidad analógica que voy a dejar en entredicho.

 

Para solventar este problema tenemos al maravilloso MINI de HORI, un pad mucho más pequeño y con unas calidades de control a años luz del original.

 

Es mucho más cómodo, tiene mejor tacto y, sobre todo, el stick analógico donde debe estar, en el lado izquierdo (y no en el centro, estorbando).



En la imagen anterior podéis ver las diferencias de tamaños entre ambos y lo “a mano” que Hori nos deja la cruceta digital sin que tengamos que soltar el analógico.

 

El gatillo de la parte inferior del mando original se convierte en el Hori MINI en un botón en la parte trasera.

 

Un mando agradable, bonito, resistente y fiable: IMPRESCINDIBLE.


12.11.17

Nuevo reportaje de opinión:

-Mi última consola.

04.11.17

04.11.17

Nuevo juego analizado:

-The SOLUS Project.

01.11.17

29.10.17

Nuevo juego analizado:

-SHOX.

21.10.17

Nuevo accesorio analizado:

-Mando PS2 RF

21.10.17

¡Nuevo Tuning!

21.10.17

10.10.17

Nuevo contenido en Potenciar Consolas.

-Playstation 2.