Esta consola, todo y tener una construcción interna algo compleja, no resulta complicada de desmontar. Lo primero que haremos es darle la vuelta y sacar los cuatro tornillos que fijan sus carcasas.



Seguidamente, separamos las carcasas y veremos ya su interior. Como veréis en la siguiente foto, marcados en rojo están los tres puntos en los que debéis actuar para sacar el lector.



NOTA: El punto rojo marca un tornillo que da negativo al lector por medio de un cable. Si sacamos el tornillo, el cable nos quedará con el lector. Las dos flechas marcan donde hay conectores. Estos conectores se pueden desconectar fácilmente estirándolos.



Una vez sacado el lector, podemos ir a por la plaquita electrónica contigua y el soporte de lector.



NOTAS: Los puntos rojos son tornillos. La flecha marca un conector plano que debemos sacar y la redonda marca una abrazadera de plástico que tendremos que cortar para continuar.

 

¡Sigamos! Ahora ya sólo nos quedará una plaquita metálica y la placa disipadora. Al mismo tiempo ya podemos sacar el resto de tornillos que fijan la placa madre.



Con todo esto ya habremos terminado, pudiendo, así, sacar la plaquita disipadora y, seguidamente, la placa madre.


12.11.17

Nuevo reportaje de opinión:

-Mi última consola.

04.11.17

04.11.17

Nuevo juego analizado:

-The SOLUS Project.

01.11.17

29.10.17

Nuevo juego analizado:

-SHOX.

21.10.17

Nuevo accesorio analizado:

-Mando PS2 RF

21.10.17

¡Nuevo Tuning!

21.10.17

10.10.17

Nuevo contenido en Potenciar Consolas.

-Playstation 2.