Desmontar una Nintendo 64 no comporta mucha dificultad, siempre y cuando dispongamos del destornillador especial de Nintendo.


Estos destornilladores, como ya os he comentado en varias ocasiones, los podéis encontrar fácilmente por Internet.



Lo primero que debemos hacer para desmontar la consola es sacarle la tapita del “expansión” y el cartucho de RAM, ya que sino más adelante nos molestará.


Para sacar el cartucho de RAM, nos basta un destornillador plano y hacer palanca tal y como se ve en la foto siguiente (con cuidado de no rayar la consola).



Seguidamente, ya podemos girar la consola y sacar los tornillos que unen sus carcasas, los famosos tornillos Nintendo.



Una vez separadas las carcasas, veremos la consola con sus chapas de refrigeración. No os asustéis, ya que la 64 tiene tornillos para dar y tomar, no obstante, no se tienen que sacar todos.


Lo que sí debemos ser cautos es con saber donde va cada tornillo, ya que los hay con varios tipos de rosca. Lo mejor la primera vez, es hacernos un esquema o semejante.

 

En primer lugar sacaremos los que fijan el slot del “expansión” y los de sus chapitas de negativo.



Sacado esto, ya podemos ir a destajo y sacar todo tornillo viviente MENOS los amarillos. Estos amarillos fijan los disipadores principales y para llegar a la placa madre, no hace falta sacarlos.


12.11.17

Nuevo reportaje de opinión:

-Mi última consola.

04.11.17

04.11.17

Nuevo juego analizado:

-The SOLUS Project.

01.11.17

29.10.17

Nuevo juego analizado:

-SHOX.

21.10.17

Nuevo accesorio analizado:

-Mando PS2 RF

21.10.17

¡Nuevo Tuning!

21.10.17

10.10.17

Nuevo contenido en Potenciar Consolas.

-Playstation 2.